Al llegar a Can Arabí lo primero que verá son las impresionantes vistas que permiten distinguir el campanario, los almendros y las viñas de Binissalem. Un entorno natural en el que podrá degustar alguno de los típicos platos mallorquines que ofrecen en la carta o las espléndidas parrilladas, carnes asadas y pescados, que resaltan su sabor cuando se acompañan con alguno de los exclusivos vinos que componen su reconocida bodega. Un restaurante en el que el entorno, la comida y la bebida se unen para ofrecerle una experiencia inolvidable.