En su interior, Can Arabí dispone de un amplio salón con vistas al pueblo y un pequeño comedor, más íntimo y acogedor, en el que cabe un reducido número de comensales. Además, el restaurante dispone de amplios espacios y jardines al aire libre en el que pueden darse cita hasta 300 comensales. Tres opciones diferentes para que pueda elegir el lugar que mejor se adapte a sus gustos y necesidades.